• El precio del término de energía se mantiene fijo durante la vigencia del contrato. No varía salvo cambios regulatorios
  • Evita la volatilidad de precios de la energía
  • Estabilidad presupuestaria. Mayor facilidad para adaptarse a un presupuesto anual.
  • Facilidad de comprobación de facturas. Multiplicando la energía consumida por el precio, en cada periodo tarifario y para cada periodo de facturación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

CERRAR